Amparo y el Sexo (I).

Los antiguos sabios decían que el ser humano era la perfecta armonía de cuerpo y alma, como el hogar que albergaba a ambos, en paz. Ser humano como entrañable hostelero que pacientemente, da cobijo a dos ejércitos enemigos. Pobre hostelero, malditos huéspedes. La melancolía del humilde hostelero radica, precisamente, en su primigenia dualidad de altruismo … Sigue leyendo Amparo y el Sexo (I).

Anuncios

Reivindicando el amor al odio. Gracias voz.

Querido cuaderno, me siento activa, o activista, o ambas. En un momento de enajenación y relajación; al que añado el tormento interno haber consagrado, en exclusiva mi tiempo de escritura  a un tiempo de esta naturaleza (de desconexión, de relax,de sobras, al tiempo sobrante). Estoy sulfurada, excitada, enfadada y contenta. Siento vergüenza y orgullo. Vergüenza … Sigue leyendo Reivindicando el amor al odio. Gracias voz.